viernes, 16 de octubre de 2015

Beneficios de la hoja de coca

CADA 100 GRAMOS DE HOJA DE COCA CONTIENEN


Nitrógeno total 20.06 mg.

Alcaloides totales no volátiles 0.70 mg.

Grasa 3.68 mg.

Carbohidratos 47.50 mg.

Beta caroteno 9.40 mg.

Alfa caroteno 2.76 mg.

Vitamina C .. 6.47 mg.

Vitamina E .. 40.17 mg.

Tiamina (vitamina B 1) 0.73 mg.

Riboflavina (Vitamina B 2) 0.88 mg.



Niacina (factor p.p) 8.37 mg.

Calcio 997.62 mg.

Fosfato 412.67 mg.

Potasio 1.739.33 mg.

Magnesio . 299.30 mg.

Sodio 39.41 mg.

Aluminio 17.39 mg.

Bario 6.18 mg.

Hierro 136.64 mg.

Estroncio 12.02 mg.

Boro 6.75 mg.

Cobre 1.22 mg.

Zinc 2.21 mg.

Manganeso 9.15 mg.

Cromo 0.12 mg.


El té de coca es muy utilizado por sus bondades digestivas, circulatorias, antifatigantes y antiestrés, con ligeros pero significativos efectos estimulantes del estado de ánimo. Puede tomarse a cualquier hora del día y preferiblemente después de las comidas como digestivo. También está indicado en caso de indigestiones, cólicos y estados diarreicos.

Alcaloides naturales de la coca.La coca posee 14 alcaloides naturales:

Cocaína: Es el éster metálico de la benzoil ecogonina tiene propiedades anestésicas y analgésicas.

Ecgnonina: Es un derivado carboxilado de la atropina, tiene propiedades de metabolizar grasas y glúcidos, carbohidratos y adelgazar la sangre.

Pectina: Es absorbente y antidiarreico, junto a la vitamina E, regula la producción de la melanina para la piel.

Papaína: Esta proteasa (que en mayor proporción contiene la papaya) es muy parecida en su estructura a la catepsina animal, es un fermento que acelera la digestión.

Higrina: Excita las glándulas salivares cuando hay deficiencia de oxígeno en el ambiente.

Globulina: Es un cardiotónico que regula la carencia de oxígeno en el ambiente, mejorando la circulación sanguínea, evita el “soroche o apunamiento” (mal de altura)

Piridina: Acelera la formación y funcionamiento del cerebro, aumenta la irrigación sanguínea a la hipófisis y las glándulas.

Quinolina : Evita la formación de caries dental junto con el fósforo y el calcio.

Conina: anestésico. .

Cocamina: analgésico.

Reserpina: Regula la presión arterial en hipo e hipertensión y ayuda a la formación de células óseas.

Benzoina : Propiedades terapéuticas para la gastritis y las úlceras.

Inulina: Refresca y mejora el funcionamiento del hígado, la secreción de la bilis y su acumulación en la vesícula, es diurético, ayuda a eliminar las sustancias nocivas y tóxicas no fisiológicas . Es un polisacárido que produce aumento de las células de la sangre

Atropina: Disminuye la motilidad y la secreción gastrointestinales y la producción de saliva. Por eso se usa a veces en el tratamiento de las úlceras pépticas, el síndrome del intestino irritable, y la diarrea


Estos 14 alcaloides, los aminoácidos que contienen, los ácidos y las vitaminas A, B1, C y E, la tiramina, niacina y riboflavina, la convierten en la planta más completa del universo en NITROGENO NO PROTEINICO, que es el que elimina las toxinas y patologías del cuerpo humano y le proporciona dos propiedades de solubilidad e hidratación, obteniendo combinaciones óptimas con frutas medicinales.

Historia.

Una leyenda cuenta que los dos hijos del Sol, Manco Capac y Mama Okllu, llegaron a la tierra con un regalo del cielo para los hombres: La COCA.
Desde tiempos sin memoria, las hojas de este arbusto participaron por tal razón, de la vida mítica, mágica y religiosa del pueblo inca. Su consumo no ha decrecido sino que, ignorando leyes y condenas se ha extendido más allá del ámbito quichua.

Coquear es la palabra que describe la acción de mascar las hojas de coca. El coquero (quien realiza esta acción) no masca las hojas, sino que forman un bolo con las hojas (llamado "Acuyico", "Acusi", Mascada, y otras variantes fonéticas de la voz de origen quichua “Akullikuy”) y lo colocan entre las mejillas y la mandíbula donde la tienen por horas, provocando una abundante salivación que saborean lentamente.


No se parte ni se desmenuza la hoja; se la ovilla con la lengua, una sobre otra, metódica y pausadamente. En todo el noroeste Argentino, especialmente en Jujuy y Salta, son muchísimos los adeptos a este suave alcaloide y son raros aquellos que jamás la han probado. Entre los adeptos no solo están incluidos todos aquellos de origen étnico, sino también blancos, mestizos.
Los "coqueros", por lo general apelan a este vegetal para trabajar muchas horas o para acompañar las largas tertulias regadas con "bebidas espirituosas" y condimentadas con mucha "juerga". La emplean para combatir el sueño, el hambre, la sed y el cansancio. Los “coqueros” afirman que se sienten animosos, lucidos y alegres cuando la tienen en la boca, y es sabido por todo norteño que no hay nada mejor para evitar el apunamiento que un buen “acuyico”. El uso de la coca, en este caso, no es el que le dan las personas que se dedican a matar la juventud con vicios innobles.
Alrededor de las mesas de juego, asados y guitarreadas, abundan las hojas de coca y los platillos con bicarbonato que reemplaza a la “Yista”, una pasta sólida preparada con féculas de papas y cenizas vegetales, que le dan a la saliva un sabor distinto, excitante y digestivo. La “Yicta” o el “bicarbonato (Bica)” sirve para estimular la savia de la hoja.


Ley 23.737
Sancionada el 21 de Septiembre de 1989, promulgada el 10 de Octubre de 1989 por aplicación del artículo 70 de la Constitución Nacional y publicada en Boletín Oficial el 11 de Octubre de 1989.
Art.15: La tenencia y el consumo de hojas de coca en su estado natural, destinado a la práctica del coqueo o masticación, o a su empleo como infusión, no será considerada como tenencia o consumo de estupefacientes.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

AddToAny